Categorías
Blog

¿Qué hago si sufro un accidente laboral o enfermedad profesional?

Diversas son las situaciones en las que se sufre un accidente laboral, y el problema queda «en la nada». Pasa el tiempo y cada vez es más complicado llegar a un acuerdo, o bien obtener una remuneración.

Los accidentes laborales, o enfermedades profesionales deben ser resueltos y la ley te protege en diferentes situaciones que te nombraremos a continuación. Por lo cual es muy útil conocer tu acontecimiento de manera de poder resolverlo con las medidas correctas.

Tipos de accidente de trabajo

En estos incidentes, la ley de protege en diversos casos:

  • Accidente laboral: es decir aquella contingencia ocurrida en ocasión y en el lugar de trabajo.
  • Accidente in itinere: es el ocurrido de camino al trabajo (siempre que se respete el recorrido normal, es decir, sin desviarse desde tu hogar hasta el trabajo).
  • Enfermedad profesional: referida a aquellas afecciones, lesiones y secuelas que hayan sido consecuencia del trabajo. Se debe probar la causa de las mismas en las tareas realizadas.

Como ves, son 3 los puntos que debes tener en cuenta, e identificar cuál es tu situación para poder iniciar los procedimientos correspondientes.

Indemnización por accidente laboral

En todos los casos anteriormente nombrados corresponde una indemnización. El monto de la misma va a depender de las siguientes cosas:

  1. Tu salario mensual
  2. Tu edad
  3. El porcentaje de incapacidad, el cual se puede determinar de varias maneras: puede ser por Comisión Médica, por Junta Médica, o por Pericia Médica.
  4. También hay que tener en cuenta que en el caso de que haya ocurrido en el lugar de trabajo, se le debe agregar un 20% más.

Procedimiento en caso de accidente laboral

Ahora te puedes preguntar «¿Y cómo se inicia el reclamo?». Bueno a continuación vamos a decirte exactamente el procedimiento a llevar a cabo:

En primer lugar, se debe hacer la denuncia a la empleadora y la ART (de tener). Para esto no está de más aclarar que los telegramas en lo referido a lo laboral son gratuitos. En el mismo debe informar el hecho, la patología, o el accidente que se reclama, la fecha y secuelas. En caso de obtener respuesta, se deben conservar los telegramas recibidos.

Luego, habrá que evaluar si se quiere seguir por la vía administrativa, es decir que dentro de la misma ART lo citarán a una Comisión Médica a fin de definir si posee alguna incapacidad laboral, y en su caso de qué grado.

Vale aclarar que en caso de optar por esta opción y luego no estar de acuerdo con el resultado, se puede seguir por la vía judicial, siempre que se apele dentro de los 5 días.

Otra vía como acabamos de mencionar, es la judicial, donde por supuesto se necesita de un abogado. Se inicia una demanda, y aquí puede que las partes opten por una Junta Médica, que determinará el % de incapacidad. Sino dentro del mismo expediente se procede a la Pericia Médica; hay que tener en cuenta que esto siempre demora un poco más, donde también se determinará el grado de incapacidad.

Una vez ya sabemos el porcentaje de incapacidad laboral, se procede al cálculo: con los demás datos mencionados al principio (salado, edad, %, lugar del accidente) se obtiene el monto, el cual por supuesto se va actualizando con la tasa activa del Banco Nación.

¿Que cosas hay que tener en cuenta también?

  • En primer lugar si estás registrado en blanco. De no estarlo se puede reclamar igual, pero previo se debe probar la existencia del vínculo laboral.
  • Luego, si tu empleado cuenta con una ART, esto es para saber a quién se demanda. De tenerla, hay que comunicar al empleador el accidente o enfermedad para que realicen la denuncia pertinente a la ART.
  • Hay que destacar que de tener ART desde el momento de la denuncia, los trabajadores cuentas de manera gratuita con: atención médica, farmacia, kinesiología, prótesis, órtesis, traslados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *